USA LA MUERTE

Para CONSTRUIR una vida increíble

Perdí a mi hermana y a mi padre

Y no te digo esto para hacerme la víctima. Al contrario.

Mi empresa se llama “Te Vas a Morir” y llevo rato mirando a la muerte a los ojos. Usándola a mi favor para construir una vida increíble. 

De eso platiqué profundo con cinco humanos: sobre la muerte

A casi todos les asusta hablar de estos temas.

Pero creo que cuando aprendes a “amar a la muerte” por más loco que suene, te cambia la vida.

Perder a alguien es muy doloroso, pero hay otras cosas alrededor de la muerte de otra persona, que lastiman más que “extrañarlo”.

De este trabajo emocional platiqué con cinco humanos increíbles. Y te lo comparto en estas pláticas.

Empieza hoy mismo por $325 MXN

Estas son las cinco pláticas:
Video 1. Manejar el dolor de la ausencia.

¿Nunca deja de doler? ¿Cómo transformar ese dolor tan fuerte en otro sentimiento que te sirva de algo? Todo, te lo platico en este video.

Video 2. El Perdón y resignificar la muerte de alguien

Ya no está. Ya no va a volver. Ya no podemos perdonarlo y quizá ni perdonarnos.

¿Ahora qué sigue? ¿De dónde sacamos fuerzas? Te lo explico aquí.

Video 3. Hablemos de suicidio.

Esta es una historia sobre el suicidio . Todo está adentro.

Vida 4. Todo lo que no "le dijiste" en vida.

¿Dejaste inconclusa alguna plática? ¿Algún perdón? ¿No dijiste algo que quisiste?

¿Cómo sacar esto? Te lo explico en este video.

Plática EXTRA: La pérdida de mi padre

Grabé esta plática dos días después de la muerte de mi padre. Hice lo mejor que pude y creo que salió una muy buena charla.

¿A quién puede servirle esto?

¿Perdiste a alguien que amas?

Es muy difícil. Yo he estado ahí

No le encuentras sentido a la vida

Te vas a morir! ¿Qué estás haciendo con los años que te quedan?

PRECIO: $325 mxn

5 pláticas vulnerables sobre la muerte.

Algunos que NO han usado esto:

Algunos que han usado esto:

PRECIO: $325 mxn

5 pláticas vulnerables sobre la muerte.

Preguntas que me hacen:

Agüevo que sí, put*! Haz algo al respecto

No. Una vez adquieras el curso tienes acceso a él de por vida. También podrás reproducir las lecciones las veces que quieras y tomarte el tiempo que necesites para completarlo.

Ya es 2022 jaja. Vale madre dónde te haya escupido la tierra o dónde estás hoy.

Tu experiencia es exactamente igual vivas donde vivas. Con tener un celular con internet la armas sin pedos

La neta no tengo ni idea, no sé cómo es tu vida, pero en todo proceso de trabajo de uno lo normal es desapegarte de algunas cosas e ideas. Podrían ser creencias o personas que llevan mucho tiempo contigo, o no, pero podría pasar.

Si no estás dispuesto a desapegarte de nada o no estás consciente que crecer es decirle adiós de alguna forma a tu antiguo “yo”, entonces creo que AMORir no es para ti.

¿Garantías de qué? ¿De que te cambie la vida? Si esperas eso entonces no veas esto, neta, no soy lo que buscas.

En ese mismo momento, recibes tu acceso a las 5 pláticas

No te inventaré cosas, porque solo tú sabes la respuesta.

Si crees que tu vida podría dar más, disfrutarla más, vivir con más energía blablabla, pero no lo estás haciendo, yo te diría que sí, pero solo es mi opinión.

Si estás dispuesto a darle duro un año a cambio de los 30 que te queden, o los que sean.. 

La respuesta más corta es, si te has chingado alguno de mis contenidos y te ha latido, entonces te diría que te apuntes, sin dudar, que te regales la oportunidad, dale chance y si luego no es pa’ti, no hay pedo.

Lo peor que te puede pasar es que le diste diez dólares a este güey.

Respuesta corta: NO, ni en mí ni en nadie jajaja

Respuesta larga:

A ver, te diré la neta…

No estoy certificado como coach, ni tengo maestrías en nada. No soy un motivador ni tampoco pongo en mi página quince logos de empresas cool con quienes he trabajado.

Todo eso vale madre (ya lo habrás visto arriba)

Solo soy un güey que ha trabajado duro por conocerse a sí mismo (a pesar de la hueva) y que, a veces, soy útil para algunos que consiguen espejearse en lo que cuento.

Pero la neta no me creo mejor que tú ni que nadie.

Soy muy ordenado y se me da bien poner en palabras lo que pasa adentro de mí, pero ni yo soy un gurú, ni esto es Disneylandia.